Familias de San Vicente y Santa Cruz recibieron subsidios habitacionales y avanzan en el sueño de la casa propia